Cómo probar todas las distros de Linux desde tu navegador

Si eres un ávido usuario de Linux que cambia de distro cada fin de semana, puede ser confuso a veces elegir una versión para instalar. Pero no más. Existe un sitio web que te permite probar las distribuciones de Linux desde tu navegador web sin necesidad de ningún tipo de instalación, para que puedas tener una mejor idea de lo que puedes esperar del sistema operativo sin ni siquiera descargarlo.

La mejor parte es que no te pedirá ninguna información personal y no requerirá que crees una cuenta en el sitio web. De esta manera, no tienes que preocuparte por ningún riesgo relacionado con la privacidad.

Acabamos de probar Debian 9.9.0 Cinnamon, MX Linux 18.3 y el sistema operativo Peppermint. Pero lo hicimos sin descargar ninguna ISO, sin flashear ninguna imagen a un USB, y sin siquiera arrancar VirtualBox. Eso es gracias a DistroTest.net, un sitio web que transmite la experiencia directamente a tu navegador.

DistroTest es una creación de Forster Tobias y Andy Klemann. Funciona con la filosofía de que cada usuario potencial de Linux haga las preguntas de las «3 W»:

  • ¿Qué distribución es la mejor para mí
  • ¿Qué interfaz gráfica quiero
  • ¿Qué opciones de configuración tengo

DistroTest sirve la friolera de 974 versiones en 271 sistemas operativos únicos. Esto puede parecer una empresa gigantesca para los operadores del sitio, pero la experiencia del usuario final es perfecta y muy simple.

Básicamente, puedes navegar o buscar la distribución de Linux que deseas probar (también puedes filtrar el sitio por las versiones más recientes) y luego hacer clic en Start. El equivalente a arrancar el Live ISO o la imagen del instalador se envía a tu navegador en una ventana separada a través de NoVNC, pero también puedes conectarte al sistema con un cliente VNC instalado localmente – la dirección IP y el puerto del servidor se proporcionan después de iniciar la sesión.

Sólo debes esperar unos segundos para que se cargue cada distribución, y ocasionalmente puede que entres en una cola para gestionar la carga de ancho de banda del lado del servidor. Entonces tendrás dos horas completas para tratar la distribución como si fuera tuya. Agregar o quitar software, ajustar los archivos de configuración, particionar y formatear los discos duros, lo que desees. Una vez que lo cierres, el sistema será borrado.

Obtendrás una experiencia más rápida y fluida ejecutando estas distros en tu propio hardware – o incluso desde el software de Máquina Virtual instalado localmente – pero la primera impresión lo es todo, y DistroTest es una forma ingeniosa de adquirir esa primera impresión.