Radeon RX 6800 y 6800 XT: Análisis y rendimiento

Después de años de centrarse en las tarjetas de vídeo de gama media, AMD está haciendo otra jugada a favor del hardware de gama alta con su nueva línea Radeon RX 6000. La Radeon VII del año pasado fue un notable intento de mantener su relevancia en el mercado de gama alta, pero nunca tuvo mucho sentido para los jugadores, ya que era más lenta que la RTX 2080 de NVIDIA. A la VII le siguió la serie RX 5000 de gama media de AMD, que era más competitiva, pero que alcanzó su máximo nivel con la RX 5700 XT de 400 dólares. Ahora, AMD tiene un conjunto de tarjetas de gran calidad que realmente puedes querer: la RX 6800 de 579 dólares, la RX 6800 XT de 649 dólares y la RX 6900 XT de 999 dólares. Claramente, el objetivo es enfrentarse a las potentes GPUs RTX 3000 de NVIDIA con alternativas más baratas.

Incluso si AMD no hubiera desvelado estas nuevas tarjetas, se podría alegar que ganó fácilmente la guerra de las GPUs este año. Su arquitectura RDNA es la base de la PlayStation 5, así como de las Xbox Series X y S, que llevarán gráficos potentes a más hogares que las GPUs NVIDIA para ordenadores personales. No obstante, tiene sentido que AMD muestre por fin algo de aprecio a los jugadores de PC más exigentes nuevamente, aunque sólo sea para reducir el implacable marketing de NVIDIA. Y después de probar las Radeon RX 6800 y 6800 XT durante la semana pasada, podemos confirmar que el nuevo hardware de AMD está a la altura de las RTX 3070 y 3080.

Lo más destacado de las RX 6800 y 6800 XT es lo que hay en su interior: La nueva arquitectura RDNA 2 de 7nm de AMD, la primera con soporte para el trazado de rayos acelerados por hardware. La 6800 lleva 60 unidades de cálculo y aceleradores de trazado de rayos, mientras que la 6800 XT eleva ambas cifras a 72. También cuentan con 16 GB de memoria GDDR6, en comparación con los 10 GB de la RTX 3080 y los 8 GB de la 3070.

Ahora que los juegos de 4K son el centro de atención, más memoria puede impactar en lo bien que se cargan y se desempeñan los juegos, aunque la RTX 3080 tiene un ancho de banda de memoria significativamente mayor que las tarjetas de AMD, lo que nivela el campo de juego.

Las 6800 y 6800 XT causan una notable primera impresión. Son tarjetas de gran tamaño que parecen talladas en un solo bloque de metal, con tres ventiladores que enfrían un conjunto tradicional de aletas de disipador. Mientras que NVIDIA ideó un diseño de refrigeración y de PCB completamente nuevo para sus últimas tarjetas, AMD se aferra a un diseño bastante estándar. Pero al menos han dejado atrás los molestos extractores de aire de un solo ventilador. Ambas tarjetas se basan en dos conectores de 8 pines, y afortunadamente están en el borde para que puedas colocar los cables fácilmente.

Ahora vamos a lo que realmente te interesa: los benchmarks y las impresiones de rendimiento. Como puedes ver en la tabla de abajo, la 6800 obtiene consistentemente puntajes más altos que la RTX 3070 de 499 dólares, pero eso es de esperarse ya que cuesta 80 dólares más. La 6800 XT, entre tanto, se las arregla para superar a la RTX 3080 en los benchmarks de Hitman 2 y Shadow of the Tomb Raider. Pero como se puede ver en la prueba de Port Royal, AMD se queda atrás en lo que se refiere al trazado de rayos.

GPU3DMark Timespy ExtremeShadow of the Tomb Raider BenchmarkHitman 2 BenchmarkDestiny 23DMark Port Royal Ray Tracing
Radeon RX 68006,33455 fps104 fps90-110 fps7,572
Radeon RX 6800 XT7,15496 fps123 fps100-120 fps9,072
RTX 30706,06151 fps70 fps85-95 fps7,927
RTX 30807,03182 fps98 fps130-140 fps11,569
Todos los juegos se probaron en 4K/HDR con la más alta calidad de gráficos, en un equipo potenciado por un Intel Core i7-8700K y 32GB de RAM.

Tal vez ese benchmark no fue optimizado para estas nuevas tarjetas todavía, pero coincide con el desempeño de trazado de rayos deslucido que vimos a lo largo de las pruebas. Control, por ejemplo, sólo podía correr entre 35 y 40 fps en 4K con el trazado de rayos al máximo. En la RTX 3080, alcanzó unos 50 fps. No es de extrañar que estas tarjetas AMD fueran prácticamente inútiles en la beta de trazado de rayos de Minecraft, que se diseñaron específicamente para el hardware RTX de NVIDIA. Sin embargo, había algunos aspectos positivos: Dirt 5 fue capaz de correr entre 50 y 60 fps en 4K con el trazado de rayos activado. Es un juego que también probamos en la Xbox Series X, pero se veía mejor en PC ya que podíamos aumentar aún más los efectos visuales.

Tanto la RX 6800 como la 6800 XT rondaban los 72 grados Celsius bajo carga, mientras que las últimas tarjetas de NVIDIA podían llegar a los 80 grados Celsius. Pero aunque el rendimiento de refrigeración era sólido, definitivamente son tarjetas ruidosas. A veces, la 6800 XT sonaba como si estuviera tratando de despegar junto con el ordenador. Si tienes aversión al ruido, tal vez quieras considerar tarjetas de terceros con opciones de refrigeración alternativas.

Tanto la RX 6800 como la 6800 XT son sólidas GPU de alta gama que pueden, en algunos casos, superar el hardware de NVIDIA. Pero parece que AMD apenas está empezando a familiarizarse con el soporte de trazado de rayos, y los desarrolladores todavía necesitan optimizar sus títulos para aprovechar su implementación. Así que tu elección entre el hardware de AMD y el de NVIDIA realmente se reduce a lo que es importante para ti: rendimiento de juego bruto para ciertas ocasiones, o mejor soporte de trazado de rayos.

Probar estas dos tarjetas nos convenció aún más de que la RTX 3070 de NVIDIA tiene una relación calidad-precio increíble por 499 dólares, ya que esencialmente ofrece todas las grandes capacidades de la 2080 Ti por la mitad de precio. La 6800 XT, por su parte, parece una tarjeta sólida si no te importa mucho el trazado de rayos. La 6800 de AMD está en una posición más curiosa, ya que es más cara que la 3070, y ofrece un peor rendimiento en el trazado de rayos. Tal vez haya un jugador que prefiera ahorrarse los 70 dólares extra que se necesitan para conseguir una 6800 XT, pero si ya estás comprando en este rango de precio, ¿por qué no ir a por todas?

Se puede considerar a las Radeon RX 6800 y 6800 XT como la vuelta triunfal de AMD. Demuestran que la compañía puede finalmente ofrecer una verdadera experiencia de juego de gama alta, una vez más. Y también muestran con claridad los beneficios de la competencia, ya que AMD se ha esforzado por igualar el liderazgo de NVIDIA, por lo que ahora está claro que ninguna de las dos empresas puede permitirse el lujo de ser perezosa.