Las mejores placas madre gamer 2022: Intel & AMD

mejores placas base para gaming
BuyBitcoinswithCreditCard

Las mejores placas base para gaming representan una parte fundamental de tu PC para juegos. Es inútil por sí sola, pero es vital para conectar todos esos costosos componentes de PC que acabas de comprar. La placa base desempeña uno de los papeles más importantes a la hora de montar un PC nuevo: es la que establece qué componentes se pueden utilizar. Saber de antemano qué componentes son compatibles con tu placa base te ahorrará muchos problemas más adelante.

Antes de lanzarte a comprar una placa base gamer, deberías plantearte varias preguntas. ¿Qué tamaño tiene el chasis de tu PC? ¿Quieres poder hacer overclocking a tu procesador? ¿Necesitas compatibilidad con la memoria RAM de alto rendimiento? ¿Deseas un montón de puertos USB? Si tu lista de necesidades es larga, tendrás que gastar más. Esto no siempre es malo, sobre todo si no planeas comprar una nueva placa base hasta dentro de varios años.

Y esto nos lleva a una cosa crucial que hay que tener en cuenta sobre las placas base: la garantía de futuro. Si vas a quedarte con una placa a largo plazo, tienes que asegurarte de que el zócalo o el chipset de la placa pueden soportar procesadores de gama alta como el chipset Z690 de Intel para los procesadores Alder Lake o el chipset X570 de AMD y su duradero zócalo AM4.

Además, cada placa base tiene sus propias características. Las mejores placas base incluyen extras interesantes como conectores Ethernet de 2,5 Gigabits, conectividad Wi-Fi 6 integrada y ranuras PCIExpress reforzadas para alojar tarjetas gráficas más pesadas.

Pero si no necesitas todas las funciones más avanzadas o no piensas hacer overclocking, puedes conseguir una buena oferta en una placa base para juegos. Hay muchas opciones económicas, e incluso algunos modelos Mini-ITX diminutos pensados para construcciones compactas que son sorprendentemente capaces, lo que hace que la gama de placas base modernas sea una interesante lista de opciones para cualquiera que esté construyendo un nuevo PC.

A continuación, te presentamos las mejores placas base para juegos que puedes comprar en 2022.

Las mejores tarjetas gráficas de 2022 (Nvidia & AMD)

Las mejores placas base para gaming:

  • Gigabyte Z690 Aorus Pro
  • ASRock Z690 Taichi
  • MSI MAG B660M Mortar WIFI DDR4
  • MSI MAG B660 Tomahawk WIFI DDR4
  • Asus TUF Gaming Z590-Plus WIFI
  • Gigabyte Z590 Aorus Tachyon
  • Asus ROG Crosshair VIII Dark Hero
  • MSI MPG X570 Gaming Pro Carbon WiFi
  • Gigabyte X570S Aorus Master
  • Asus ROG Strix B550-E Gaming
  • MSI MAG B550M Mortar
  • ASRock A520M ITX/ac
  • Gigabyte A520 Aorus Elite

1. Gigabyte Z690 Aorus Pro

mejores placas base para gaming 2022
  • Soporte de CPU: Procesadores Intel de 12ª generación
  • Zócalo: LGA 1700
  • Tamaño: ATX
  • Soporte de memoria: 4 módulos DIMM, hasta 128 GB, DDR5-6400 (OC)
  • Ranuras de expansión: 1 ranura PCIe 5.0 x16, 2 ranuras PCIe 4.0 x16 (funcionando a x4)

Resulta innegable que el chipset tope de gama para las nuevas CPU Alder Lake de Intel es carísimo, y a ello hay que añadir el sobreprecio que conlleva el uso de la memoria DDR5. Pese a todo, la Gigabyte Z690 Aorus Pro se desmarca de esa tendencia al ofrecer un amplio conjunto de características así como soporte para memoria DDR5 por unos 330 dólares. Por supuesto, en la anterior generación de CPUs, un precio de más de 300 dólares se consideraba de gama alta, pero tratándose de una placa de 12ª generación, ese precio se considera prácticamente de gama media.

Hay placas DDR4 más baratas -Gigabyte también fabrica una Aorus Pro en versión DDR4, aunque no se vende en EE.UU. ni en la UE-, pero si quieres sacar el máximo partido a la nueva plataforma Intel, necesitas DDR5.

Gigabyte ha sido muy inteligente a la hora de equipar la Aorus Pro. Limitando la conexión inalámbrica a «sólo» Wi-Fi 6 (en lugar de Wi-Fi 6E) y a conexiones de red por cable Intel 2.5G, al tiempo que evita lujos innecesarios como Thunderbolt 4 u otra ranura M.2, ha conseguido mantener un precio relativamente razonable.

Además, ofrece un gran desempeño, con un rendimiento del sistema y de los juegos que está a la par de las placas mucho más caras que también hemos probado. La BIOS también está madurando con regularidad, lo que nos hace confiar plenamente en recomendar esta placa de Gigabyte como nuestra opción preferida del conjunto de placas Z690.

El único inconveniente de esta placa es su diseño carente de atractivo, con muchos disipadores de calor en tonos grises. Además, la iluminación RGB es mínima, con un diminuto logotipo de Aorus sobre el disipador trasero de E/S. Esto es raro para una placa base gaming en 2022. Sin embargo, hay cuatro cabezales RGB, dos de los cuales son direccionables, así que puedes añadir mucha iluminación llamativa si lo deseas.

La Z690 Aorus Pro de Gigabyte se encuentra en una posición privilegiada dentro de la gama Alder Lake, ofreciendo una buena relación calidad-precio y una serie de características interesantes y variadas. Prestaciones como Thunderbolt 4, una quinta ranura M.2, o 10G LAN supondrían un coste adicional considerable difícil de justificar. No obstante, la mayoría de los jugadores estarán más que satisfechos con el Wi-Fi 6, 4 ranuras M.2, un potente VRM y un montón de puertos USB. Y gracias a su precio de 330 dólares, tendrás un poco de dinero extra que podrás destinar a otras cosas importantes, como una memoria DDR5 o una GPU más rápida.


2. ASRock Z690 Taichi

mejor placa madre gamer 2022
  • Soporte de CPU: Procesadores Intel de 12ª generación
  • Zócalo: LGA 1700
  • Tamaño: ATX
  • Soporte de memoria: 4 módulos DIMM, hasta 128 GB, DDR5-6400
  • Ranuras de expansión: 2 ranuras PCIe 5.0 x16, 1 ranura PCIe 4.0 x16, 1 ranura PCIe 3.0 x1

Cuando ASRock lanzó por primera vez su marca Taichi, nos impresionó su enfoque de diseño «menos es más». Ofrecía un buen conjunto de características y una buena relación calidad-precio sin la excesiva sobrecarga de RGB que era habitual en las placas para juegos de hace unos años. Ahora la marca ha evolucionado hasta convertirse en un auténtico referente de gama alta. La aún no presentada Aqua es el modelo superior de la compañía, pero dado su esperado carácter de edición limitada y su probable precio estratosférico, la Taichi será esencialmente la placa base Z690 de alta gama de ASRock para nosotros los mortales. Y no es una mala elección.

El aspecto de la placa es definitivamente único, y aunque la apariencia está en el ojo del espectador, para nosotros su temática ciberpunk, con sus acentos de cobre y engranajes, se ve muy bien. Tiene un buen toque de RGB y los engranajes por encima de la E/S se mueven de verdad. Su apariencia es la de un producto de lujo. Además, si eres fan de los productos Razer, también hay una Z690 Taichi con temática Razer para facilitar la integración en el ecosistema Chroma.

En particular, la Taichi ha obtenido buenos resultados en las pruebas de juegos, a menudo situándose en primera posición. Aunque 1 fps aquí o allá no es muy significativo, es mejor ir por delante que por detrás. La placa se mostró feliz de ejecutar memoria DDR5-6400, algo que no todas las Z690 podían hacer. Esto indica un fuerte nivel de optimización, si bien, como suele ocurrir con una plataforma y un estándar totalmente nuevos, seguramente habrá que seguir perfeccionándolos.

La ASRock Z690 Taichi tiene toda la pinta de ser un producto de primera calidad. Su estética única atraerá a muchos. Sus características clave, incluyendo los puertos duales Thunderbolt 4, una sólida solución de audio y una gran compatibilidad inicial en el apartado de la RAM, pesan a su favor. Con un precio de 590 dólares, es una placa base cara, aunque no es inaudita para esta plataforma: la Asus Maximus Hero y la Aorus Master tienen aproximadamente el mismo precio.

El gran aspecto de la Taichi, su sólido rendimiento y su potente conjunto de características la convierten en un serio competidor en su rango de precios de gama alta. Para ser sinceros, nos hubiera gustado tener más ranuras M.2, aunque tres deberían ser suficientes para la mayoría, aparte de eso, hay mucho que nos gusta. Salvo el precio, por supuesto.


3. MSI MAG B660M Mortar WIFI DDR4

mejores placas base para gaming 2022
  • Soporte de CPU: Procesadores Intel 12ª generación
  • Socket: LGA 1700
  • Tamaño: Micro ATX
  • Soporte de memoria: 4 módulos DIMM, hasta 128 GB, DDR4-4800
  • Ranuras de expansión: 1 ranura PCIe Gen4 x16, 1 ranura PCIe 3.0 x1, 1 ranura PCIe 4.0 x4

Como una opción de Alder Lake ligeramente más asequible que algunas de las placas Z690 del mercado, esta MSI MAG B660M Mortar WIFI DDR4 sacrifica algunos de los lujos, pero sigue ofreciendo un impresionante conjunto de características. Además de un excelente diseño en lo que respecta a la alimentación, esta pequeña placa micro-ATX se las arregla para incluir ocho puertos USB en el panel trasero (incluyendo un USB 3.2 Gen2 Tipo-C), y un montón de cabezales internos en la propia placa.

No hay capacidad de overclocking ni soporte para DDR5 en esta tarjeta, pero dado que es una de las opciones más asequibles para acceder a la plataforma Alder Lake, tiene sentido continuar con DDR4. Hay una variante DDR5 disponible en el Reino Unido, pero no se puede encontrar en los Estados Unidos.

Una cosa obvia que se echa en falta en la lista de características es el soporte para tarjetas gráficas PCIe 5.0, aunque viendo que actualmente no existen tales tarjetas, no se trata de una carencia tan importante como se podría pensar. Sin embargo, todo lo demás está presente y es correcto, incluyendo una ranura PCIe 4.0 x16 reforzada para la GPU, otra ranura de longitud completa que funciona a x4, y luego una última ranura PCIe 3.0 x1 reducida. El hecho de contar con un par de ranuras PCIe 4.0 M.2 para las unidades de disco será suficiente para la mayoría de los usuarios.

También dispone de conexión de red a 2,5 Gbps, por cortesía de Realtek, y compatibilidad con Wi-Fi 6 de Intel. Las mejores placas Z690 ofrecen LAN de 10 Gbps y Wi-Fi 6E, pero para nuestros propósitos ese es otro de esos lujos que podemos permitirnos ignorar.

En lo que respecta al rendimiento, el cambio de DDR4 a DDR5 no supone una gran diferencia, y si hablamos de rendimiento de la CPU de serie, lo mismo puede decirse del cambio de Z690 a B660. El diseño de alimentación de 14 fases está configurado para que el propio Vcore tenga 12 fases y, combinado con las etapas de 60A, eso significa que la MAG B660M es capaz de mantener un Core i9 12900K con reloj de serie funcionando al mismo nivel que lo haría en placas base Z690 de especificaciones muy superiores.

La MSI MAG B660M Mortar WIFI DDR4 es una pequeña placa base micro-ATX de calidad, y es impresionante que una placa de menos de 200 dólares haga funcionar el i9 12900K con su configuración de fábrica. Es una placa ideal para construir un PC de juegos asequible y de pequeño formato, y nuestro único problema real es que hay algunas Z690 basadas en DDR4 en este rango de precios que podrían ofrecer un poco más por tu dinero.


4. MSI MAG B660 Tomahawk WIFI DDR4

mejor placa madre gamer 2022
  • Soporte de CPU: Procesadores Intel de 12ª Generación
  • Zócalo: LGA 1700
  • Tamaño: ATX
  • Soporte de memoria: 4 módulos DIMM, hasta 128 GB, DDR4-4800 (sin OC)
  • Ranuras de expansión: 3 ranuras M.2 PCIe, 1 ranura PCIe 3.0 x1, 1 ranura PCIe 3.0 x16, 1 ranura PCIe 4.0 x16

A pesar de su falta de compatibilidad con DDR5, la MSI MAG B660 Tomahawk WIFI DDR4 es una digna candidata para aquellos que deseen ahorrar en la construcción de un ordenador Alder Lake. Sigue contando con un potente VRM, por lo que la carga máxima en turbo de un 12900K no debería ser un problema para esta placa, y a la vez obtienes una gran cantidad de puertos de E/S por tu dinero. Este modelo ha dado un verdadero paso adelante desde que se introdujo la anterior generación de placas base B560 y, sin duda, es una opción que merece la pena tener en cuenta si quieres ahorrar en tu montaje de 12ª generación.

El diseño es negro y sin RGB, por lo que se integrará fácilmente en la mayoría de los ordenadores. Pero hay cuatro cabezales RGB, incluyendo dos que son direccionables, en caso de que estés buscando un aspecto que sea un poco más vibrante.

Desafortunadamente, la MAG B660 Tomahawk no tiene capacidad de overclocking, si bien es mucho más económica en comparación con algunas tarjetas Z690. Es cierto que se queda corta en el apartado de la memoria M.2, pero sus tres ranuras son suficientes para la mayoría de los usuarios que no necesitan almacenar simultáneamente un gran número de vídeos en 4K o todos los juegos de su biblioteca de Steam.

La Tomahawk viene con tres ranuras PCIe. La principal es una ranura x16 que soporta PCIe 4.0, la segunda es una ranura x16 (eléctricamente es una ranura x4) que soporta PCIe 3.0 y, por último, hay una ranura PCIe 3.0 x1. Habría estado bien la compatibilidad con PCIe 5.0 para la ranura principal, aunque no es probable que ofrezca ningún beneficio tangible para las GPU en un futuro próximo.

Las placas base Tomahawk de MSI tienen una buena reputación por ofrecer soluciones de VRM potentes y esta B660 continúa esta tradición. Incluye un VRM de 12+2 fases alimentado por conectores de alimentación duales de 8 pines. Teniendo en cuenta que el overclocking no está permitido en las placas B660, todo lo que esta placa tendrá que soportar es la carga máxima de turbo de un 12900K. Y no tendrá ningún problema con eso, te lo aseguramos. Todo está refrigerado por unos gruesos disipadores negros.

La E/S trasera es otro aspecto destacado de la placa. Dispone de Realtek 2.5G LAN e Intel Wi-Fi 6, que cubrirán las necesidades de red de la mayoría de los usuarios. Hay nueve puertos USB compuestos por cuatro USB 2.0, cuatro 3.2 Gen 2 y un puerto 3.2 Gen 2×2 de 20 Gbps Type-C. También hay un conjunto completo de puertos de audio, incluido un SPDIF. Un chip Realtek ALC1220 se encarga de las tareas de audio. Por último, hay puertos HDMI 2.1 y DisplayPort 1.4 por si quieres utilizar los gráficos integrados Xe de Intel.

En definitiva, la MSI B660 Tomahawk DDR4 es una placa que merece la pena tener en cuenta para tu configuración Alder Lake. Sería una compra interesante para un jugador típico que ejecuta una sola GPU, memoria XMP, un SSD o dos, y que se contenta con dejar que un procesador de 12ª generación funcione en modo turbo sin necesidad de overclocking manual.

Sinceramente, eso supone probablemente el 95% del mercado, quizá más. A 190 dólares no es lo que llamaríamos una placa base barata, pero en un mercado en el que una buena placa Z690 de gama media puede costar muchísimo más, la B660 Tomahawk ofrece definitivamente un montón de características sin perder de vista la relación calidad-precio que suelen ofrecer las placas B660.


5. Asus TUF Gaming Z590-Plus WIFI

mejores placas base para gaming 2022
  • Soporte de CPU: Procesadores Intel de 10ª y 11ª generación
  • Zócalo: LGA 1200
  • Tamaño: ATX
  • Soporte de memoria: 4 módulos DIMM, hasta 128 GB, DDR4-5133
  • Ranuras de expansión: 1 ranura PCIe 4.0 x16, 1 ranura PCIe 3.0 x16 (x4), 1 ranura PCIe 3.0 x16 (x4), 2 ranuras PCIe 3.0 x1

La Asus TUF Gaming Z590-Plus WIFI es una placa base para juegos posicionada como una opción de nivel básico para cualquiera que busque construir un sistema basado en Rocket Lake. Asus siempre ha posicionado sus productos TUF como opciones fiables, con un precio decente y un conjunto de características muy básicas. Todo ello se traduce en una buena opción asequible para alguien que busque un sistema sin complicaciones, sólido y fiable. Y teniendo en cuenta el precio de muchas placas base Z590, es una buena opción.

Esta TUF Z590 Plus presenta un diseño sutil con una tipografía blanca particularmente bonita. También tiene un par de pequeñas salpicaduras de RGB alrededor del lado derecho. Todo ello le confiere un aspecto muy atractivo. Hay tres ranuras M.2 y la primera soporta PCIe 4.0. Las dos de la parte inferior están contenidas bajo un único disipador. También hay que tener en cuenta los puertos SATA verticales, que los más exigentes en cuanto a la gestión de los cables podrían considerar inaceptables. Hay otros dos puertos horizontales normales junto al disipador. Dispones asimismo de seis cabezales de ventilador y dos cabezales RGB direccionables.

Hay algunas consideraciones básicas que la convierten en una placa a tener en cuenta. En primer lugar, es capaz de manejar un Core i9 11900K con Adaptive Boost activado, manteniendo al mismo tiempo un VRM fresco. Además, cuenta con las características básicas más importantes, como Wi-Fi 6, LAN 2,5G y compatibilidad con las unidades SSD PCIe 4.0 más rápidas.

Esta es una placa para aquellos que prefieren destinar el dinero a una GPU más rápida o a un SSD más grande en lugar de pagar a manos llenas por una LAN de 10Gb o por extras costosos. Y estamos totalmente de acuerdo con eso. La relación calidad-precio y lo estrictamente esencial es lo que caracteriza a este producto. Si tienes un presupuesto ajustado, sin duda es una opción a tener en cuenta.


6. Gigabyte Z590 Aorus Tachyon

mejor placa madre gamer 2022
  • Soporte de CPU: Procesadores Intel de 10ª y 11ª generación
  • Zócalo: LGA 1200
  • Tamaño: E-ATX
  • Soporte de memoria: 2 módulos DIMM, hasta 64 GB, DDR4-3200
  • Ranuras de expansión: 1 ranura PCIe 4.0 x16, 1 ranura PCIe 4.0 x16 (x8), 1 ranura PCIe 3.0 x16 (x4), 1 ranura PCIe 3.0 x16 (x1)

Las placas base centradas en el overclocking han resurgido con fuerza. Esta vez, todos los principales fabricantes tienen placas Z590 diseñadas específicamente para un overclocking serio. Están la Asus Maximus Apex, la ASRock OC Formula, la MSI Unify-X, la EVGA Dark, y la que nos ocupa en este caso, la Gigabyte Z590 Aorus Tachyon.

La mayoría de las placas base de gama alta se centran en los juegos, pero más allá de su estética de RGB y su aspecto agresivo, no ofrecen nada realmente específico para los juegos ni funciones que una placa base «normal» no pueda realizar. Sin embargo, las placas base para overclocking son diferentes. Basta con ver la Aorus Tachyon. Su diseño de doble ranura de memoria, la gran cantidad de botones e interruptores, un VRM monstruoso y una disposición única tienen como objetivo facilitar la vida a los overclockers. Además, cuenta con una BIOS muy completa con amplias opciones de ajuste. Está claro que no se trata de una placa normal con una pegatina llamativa.

La idea de tener sólo dos ranuras de memoria en lugar de cuatro es la de reducir al mínimo las complicaciones y acercar las ranuras a la CPU. Esto ayuda a reducir la latencia y permite un poco más de margen de rendimiento en comparación con un diseño de cuatro ranuras. La ranura PCIe principal tampoco es la situada en la parte superior, sino la que está por debajo. Esta es otra medida para ayudar a los overclockers que utilizan nitrógeno líquido para refrigerar la GPU, ya que permite un espacio extra para colocar los contenedores y el aislamiento.

La Gigabyte Z590 Aorus Tachyon no añadirá mágicamente frecuencia a tu CPU y memoria. Lo que sí hará es ayudarte a extraer la máxima eficiencia de tu sistema, independientemente de la refrigeración que utilices. Los entusiastas que adoran hacer ajustes, pasar tiempo reduciendo la latencia y ajustando los sub-tiempos, o los jugadores que se dedican a la búsqueda de unos pocos FPS extra, disfrutarán de la tranquilidad de saber que tienen una placa que está específicamente diseñada para soportar cualquier castigo que se le imponga.


7. Asus ROG Crosshair VIII Dark Hero

mejores placas base para gaming 2022
  • Soporte de CPU: Procesadores AMD Ryzen Serie 5000 / Serie 4000 G / Serie 3000 / Serie 3000 G / Serie 2000 / Serie 2000 G
  • Zócalo: AM4
  • Tamaño: ATX
  • Memoria: 4x DIMM, hasta 128GB, DDR4-4866 (OC)
  • Ranuras de expansión: 2x PCIe 4.0 x16, 1x PCIe 3.0 x16, 1x PCIe 4.0 x1

La ROG Crosshair VIII Dark Hero de Asus aspira a ser la única placa base AM4 que necesites. Pero, ¿qué es lo que hace que una placa base sea excelente? Las características son importantes, al igual que una BIOS estable y refinada, la relación calidad-precio, un buen diseño.. pero a veces lo más importante es que la dichosa placa funcione.

Probar una placa base suele ser una de las cosas más frustrantes para un aficionado a la tecnología. Con algunas placas, tienes que luchar para conseguir que haga lo que quieres, o lo que esperas, o tienes que subir algún ajuste de voltaje a un nivel que realmente no quieres, pero la Dark Hero simplemente arranca a la primera, incluso cuando jugamos con las frecuencias de la memoria y los tiempos.

La Dark Hero tiene un diseño bastante sutil. Algunos podrían decir que hasta resulta un poco soso. Tal vez ya haya pasado de moda el RGB, ya que las placas base más recientes son un poco más discretas con sus diseños RGB. También es inusual que no haya una Crosshair VIII Apex o Extreme, especialmente cuando Gigabyte y MSI tienen placas con precios muy superiores a la Dark Hero.

Una placa base de 400 dólares nunca puede calificarse de barata, pero comparada con los precios desorbitados de la MSI Godlike y la Gigabyte Aorus Extreme, parece ciertamente más asequible.

Binance

La disposición de las placas ATX modernas no suele variar demasiado hoy en día. La ranura M.2 principal está sensiblemente situada encima de la ranura PCIe. La segunda ranura en la parte inferior también cuenta con un disipador. Es fácil acceder a los zócalos sin tener que quitar todo el conjunto del disipador. Además, no hay ventilador de refrigeración del chipset, lo que es una ventaja en nuestra opinión.

El VRM ha sido mejorado con respecto al de la Hero normal. Las etapas de potencia están ahora clasificadas para 90a, frente a los 60a que la ponen en línea con algunas de las otras placas X570 de gama alta. Incluso si te dedicas a machacar los benchmarks usando nitrógeno líquido, la placa soportará el castigo con facilidad. Los disipadores son grandes y robustos.

La parte trasera de E/S esta abarrotada con todo lo necesario. Si necesitas puertos USB adicionales para tu masajeador de cabeza o una bola de plasma, hay pocas placas mejor equipadas. Hay nada menos que ocho puertos USB 3.2 Gen 2, uno de los cuales es Type-C. A estos se suman cuatro puertos USB 3.2 Gen 1. También hay botones de borrado de la BIOS y flashback, los puertos de antena LAN y WiFi, y el habitual conjunto de puertos de audio, incluyendo S/PDIF. El escudo IO está preinstalado, lo que por suerte se está convirtiendo en una práctica estándar en las placas base decentes.

Puede que la Crosshair VIII Dark Hero no sea la mejor placa base AM4 de la historia, tendríamos que revisar unas cuantas decenas de ellas para poder afirmarlo, pero podemos decir que la Dark Hero es sin duda una de las mejores placas base AM4 que hemos utilizado.


8. MSI MPG X570 Gaming Pro Carbon WiFi

mejor placa madre gamer 2022
  • Soporte de CPU: Procesadores AMD de 2ª, 3ª y 4ª generación Ryzen / APUs Ryzen
  • Socket: AM4
  • Tamaño: ATX
  • Memoria: 4 módulos DIMM, 128 GB, DDR4-4400
  • Ranuras de expansión: 1 ranura PCIe x16, 1 ranura PCIe x16 (x4), 2 ranuras PCIe x1

La MSI MPG X570 representa una amalgama de tecnologías de vanguardia construidas para sacar el máximo partido a las CPU Ryzen de 3ª generación de AMD. Tiene cuatro ranuras DIMM que pueden manejar velocidades de hasta 4.400Mhz y dos ranuras M.2 con conexiones PCIe 4.0.

El panel de E/S trasero cuenta con siete puertos USB tipo A para periféricos y un único puerto USB tipo C para conectividad y transferencia de datos de alta velocidad. Hay conectores para la antena Wi-Fi incluida de cara a la conectividad inalámbrica, así como un puerto gigabit ethernet.

Esta versión de la MPG X570 es compatible con Wi-Fi 6, y aunque esto requiere un router compatible con Wi-Fi 6, es compatible con otros estándares Wi-Fi y ofrece la posibilidad de aumentar la velocidad más adelante. También hay que destacar el puerto HDMI, que muchas placas X570 omiten (no es que recomendemos usar una APU AMD con gráficos integrados en una placa de gama alta como ésta).

La MPG X570 cuenta con suficiente compatibilidad para sacar el máximo partido a tu hardware ahora y en el futuro, siempre que estés dispuesto a pagar un extra por ello. Aunque ciertamente es una placa base excelente, puede que quieras considerar una placa un poco menos costosa para tus necesidades.


9. Gigabyte X570S Aorus Master

mejores placas base para gaming 2022
  • Soporte de CPU: Procesadores AMD Ryzen Serie 5000 / Serie 4000 G / Serie 3000 / Serie 3000 G / Serie 2000 / Serie 2000 G
  • Zócalo: AM4
  • Tamaño: ATX
  • Soporte de memoria: 4 módulos DIMM, DDR4-5100, hasta 128 GB
  • Ranuras de expansión: 1 ranura PCIe 4.0 x16, 2 ranuras PCIe 4.0 x16 (x4), 3 ranuras PCIe 4.0 x1

El chipset X570 original está empezando a mostrar su edad, pero hay una sutil diferencia con esta placa base X570S, algo que queda patente por la S que aparece al final. Esa S significa silencio, y a diferencia de muchas de las placas base X570 de primera generación, ésta no requiere refrigeración activa para que funcione de forma fluida y fresca.

La X570S Aorus Master de Gigabyte se presenta como una vieja mascota que ha aprendido algunos trucos nuevos. El hecho de que venga con cuatro ranuras M.2 por sí solo es impresionante, junto con un disipador térmico decente. Realmente la refrigeración en general está muy bien conseguida.

Su VRM de 14 fases con MOSFETS de 70a es lo suficientemente potente como para alimentar a un procesador 5950X refrigerado por nitrógeno líquido, lo que garantiza que los usuarios que utilicen la refrigeración ambiental no tendrán ningún problema.

Las soluciones de audio de Gigabyte suelen impresionar, y la X570S no es la excepción. A los puristas no les gustará el DAC discreto o las soluciones de terceros, pero con un decente códec de audio ALC1220-VB y el DAC ESS Sabre Hi-Fi 9118 para los auriculares, junto con los condensadores de audio Chemicon y WIMA, los jugadores que disfruten escuchando balas y bombas se sentirán felices.

La entrada/salida trasera está totalmente equipada, sobre todo en lo que respecta a la conectividad USB. Hay doce puertos que consisten en cuatro USB 2.0, dos USB 3.1 Gen 1, cinco USB 3.2 Gen 2 y un único puerto USB 3.2 Gen 2×2 de tipo C. Además, hay botones de CMOS y BIOS Flashback, conectores de antena, los puertos de audio estándar con S/PDIF y, por último, un único puerto LAN Intel i225-V 2.5G.

La X570S Master ha demostrado ser bastante potente en cargas multihilo, mientras que su rendimiento en monohilo es más o menos normal. El rendimiento en juegos está justo donde esperamos que esté, dentro del margen de error. También demostró tener un gran desempeño en lo que respecta a las unidades SSD M.2.

La única pega que le ponemos al Aorus Master es que sólo ofrece una única red LAN 2.5G, lo que es un poco decepcionante. Dicho esto, sigue siendo una de las mejores placas base AMD que existen. Nos encantan las placas base con un montón de puertos USB, y esta placa tiene muchísimos.

Incluso con un precio de 400 dólares, tiene suficientes características (y un buen aspecto) para justificar su elevado precio.


10. Asus ROG Strix B550-E Gaming

mejor placa madre gamer 2022
  • Soporte de CPU: Procesadores AMD Ryzen de 3ª y 4ª generación
  • Zócalo: AM4
  • Tamaño: ATX
  • Soporte de memoria: 4 módulos DIMM, hasta 128 GB, DDR4-4600
  • Ranuras de expansión: 2 ranuras PCIe 4.0 x16, 1 ranura PCIe 3.0 x4

Es cierto que la Asus ROG Strix B550-E tiene el mismo precio que muchas placas base X570, pero se trata también de una placa base de gama alta, con todas las características que se pueden esperar de la línea Republic of Gamers de Asus. Hablamos de 14+2 etapas de potencia, disipadores M.2 y paneles traseros preinstalados. También obtienes conexión inalámbrica Wi-Fi 6, así como Ethernet Intel de 2,5 Gb. Y LEDs RGB, por supuesto.

Lo que sin duda te preguntarás es acerca del rendimiento: ¿Es realmente mucho mejor que una alternativa más sencilla -y más barata- del B550? Con la configuración por defecto de la placa y las frecuencias de reloj de fábrica, la respuesta inevitable es… no. De hecho, la Asus ROG Strix B550-E Gaming es un 50% más cara que la MSI MAG B550M Mortar y es palpablemente más lenta en la mayoría de las pruebas, incluidos los juegos.

Donde la Strix se muestra más competente es, sin duda, en el overclocking. La Strix B550-E cuenta con la interfaz de la BIOS de Asus, que permite acceder no sólo a los valores de los núcleos, sino también a todos los ajustes que un overclocker entusiasta podría desear. Así que puedes elegir entre aumentar la relación de los núcleos y dejar que la placa se encargue de los detalles, o ponerte manos a la obra con los voltajes y los tiempos.

Si dejamos que la placa se encargue de los detalles, nuestro procesador de prueba AMD Ryzen 3 3100 de cuatro núcleos logra un overclocking de 4,2 GHz en todos los núcleos. El Ryzen 3100 permite una frecuencia máxima de 3,9 GHz de forma estándar, lo que supone un overclock de 300 MHz. Lo cual es significativo, aunque no exactamente excepcional.

La Asus ROG Strix B550-E Gaming tiene todo lo que se puede pedir, y ahora mismo es la que elegimos como la mejor placa base B550. Aunque todavía resulta complicada de recomendar teniendo en cuenta que las placas X570 tienen el mismo precio…


11. MSI MAG B550M Mortar

mejores placas base para gaming 2022
  • Soporte de CPU: Procesadores AMD Ryzen de 3ª y 4ª generación
  • Socket: AM4
  • Tamaño: Micro-ATX
  • Soporte de memoria: 4 módulos DIMM, hasta 128 GB, DDR4-4400
  • Ranuras de expansión: 1 ranura PCIe 4.0 x16, 1 ranura PCIe 3.0 x4

Si lo que quieres es disfrutar del máximo rendimiento en los juegos por encima de cualquier otra cosa, la MAG B550M Mortar de MSI con formato micro-ATX es tu mejor opción para disfrutar de un ordenador Ryzen de última generación a un precio asequible. Está en torno a los 160 dólares, lo que la hace más barata que muchas placas base X570 y otras B550 que hay ahora mismo en el mercado.

En este rango de precios, es necesario sacrificar algo, y la MAG B550M Mortar carece de todo tipo de lujos. No hay pantalla de depuración, ni botones físicos de encendido o reinicio, ni iluminación RGB. Por supuesto, ninguna de estas cosas influye en los juegos y el ahorro de 100 dólares respecto a una placa B550 de gama alta, como la Asus ROG Strix B550-E Gaming, puede invertirse en lo que realmente importa: una mejor tarjeta gráfica.

Otros aspectos en los que se ha economizado son detalles como la inclusión de un solo disipador de calor para las dos ranuras M.2 y, posiblemente, la apariencia general desfasada. Eso incluye ranuras DIMM de memoria con clips en ambos extremos y un manual de usuario que parece un poco anticuado y tosco en comparación con el relativo refinamiento de Asus. Sin embargo, no se puede decir lo mismo del menú de la BIOS de la MAG B550M Mortar, que es elegante, amigable y está lleno de funciones.

La velocidad de fotogramas en juegos de la MSI B550 Mortar la sitúa por encima del resto de la plantilla de placas B550 que hemos probado hasta ahora, y de hecho su rendimiento en términos de CPU la sitúa a la altura de algunas de las mejores placas X570. Esto es una buena señal si estás buscando algo asequible para albergar tu futuro procesador AMD Zen 3.

Eso sí, echarás de menos las ranuras adicionales PCIe 4.0 M.2 y x16 para gráficos si esos extras son importantes para ti. También se puede optar por prescindir de la red inalámbrica, dependiendo de si se elige la versión sencilla de la Mortar o la más cara denominada Mortar Wi-Fi. Por otro lado, el diseño de las fases de alimentación 8+2+1 es una de las carencias más inoportunas, ya que el resultado es una placa que no te dará mucha potencia de overclocking. Pero, como placa de juegos asequible, es una gran elección.


12. ASRock A520M ITX/ac

mejor placa madre gamer 2022
  • Soporte de CPU: Procesadores AMD Ryzen de 3ª y 4ª generación
  • Zócalo: AM4
  • Tamaño: Mini ITX
  • Soporte de memoria: 2 módulos DIMM, hasta 64 GB, DDR4-4600 (OC)
  • Ranuras de expansión: 1 ranura PCIe 3.0 x16

El factor de forma ITX tiene un público adepto, y ASRock parece definitivamente entenderlo con su A520M ITC/ac. Con la creciente integración de funcionalidades en el chipset, realmente no hay necesidad de múltiples ranuras PCIe como en años anteriores. ¿Acaso un jugador típico necesita más de una ranura para una tarjeta gráfica? Si la placa tiene WiFi, LAN, USB 3.0 y un audio decente, la mayoría de las necesidades están resueltas.

La introducción de las placas base B550, y su consiguiente aumento de precio, dejó un gran hueco en el mercado de menos de 100 dólares. Y aquí es donde entra la A520. Si tienes un presupuesto muy ajustado y no te interesa el PCIe 4.0 o el soporte de overclocking que ofrece la B550, las placas base A520 pueden ser exactamente lo que necesitas. Si bien se trata de un producto barato, una placa A520 decente puede hacer más o menos todo lo que una placa del doble de precio puede hacer.

Esta placa es compatible con las CPU de la serie Ryzen 5000 de AMD y, muy especialmente, con las APU de la serie Ryzen 4000. Si combinas una CPU Zen 3 con una placa base como esta ASRock A520M ITX/ac, podrás construir un sistema asequible y compacto que podrá superar a cualquier procesador Intel en cualquier carga de trabajo.

La ASRock A520M ITX/ac es una de las placas A520 más caras, con un precio de 105 dólares. De hecho, en muchos mercados, podría ser la más cara. Esto sería un poco inusual para ASRock, que normalmente es conocida por sus ofertas altamente competitivas en cuanto a la relación calidad-precio. Sin embargo, es una de las pocas placas A520 que incluye WiFi, por lo que sólo eso añade una gran utilidad. Soporta una velocidad de 433 Mbps, no es exactamente el Usain Bolt de las velocidades WiFi cuando el Wi-Fi 6 es la norma, pero es suficiente para Internet de alta velocidad.

La A520M ITX/ac incluye un VRM DRMOS de 8 fases con inductores de 60a. Las especificaciones son sorprendentemente buenas para una placa A520. La única limitación real es el pequeño disipador de calor. No intentaríamos overclockear un Ryzen 9 3950X con nitrógeno líquido en esta placa, pero se puede emparejar fácilmente con una CPU de 65W y usar la función Precision Boost Overdrive, siempre y cuando haya un buen flujo de aire en la caja.

El audio de la ASRock A520M es un poco decepcionante, pero eso es algo que las placas de bajo presupuesto a menudo comprometen. Un jugador que escuche el audio comprimido en el juego probablemente no estará menos inmerso.

La pequeña ASRock A520M ITX/ac lo tiene todo y funcionará perfectamente como base de un sistema de juego económico. Se beneficia de las ventajas de la plataforma Ryzen y ofrece cierta garantía de futuro. Los fans del formato ITX que busquen una opción AMD Ryzen capaz y económica deberían tenerla en su lista de favoritos.


13. Gigabyte A520 Aorus Elite

mejores placas base para gaming 2022
  • Soporte de CPU: Procesadores AMD Ryzen de 3ª y 4ª generación
  • Zócalo: AM4
  • Tamaño: ATX
  • Soporte de memoria: 4 módulos DIMM, hasta 128 GB, DDR4-4733 (OC)
  • Ranuras de expansión: 1 ranura PCIe 3.0 x16, 1 ranura PCIe x16 (x2), 3 ranuras PCIe 3.0 x1

Las placas base con chipset A520 de AMD no son las más atractivas del mundo, eso es seguro. Probablemente no comprarías una para que ocupe el lugar central de tu construcción refrigerada por agua o de tu sistema de juegos basado en la Nvidia RTX 3090. Sin embargo, cuando se observa el chipset en sí, realmente no se echa nada de menos en términos de características esenciales para el uso cotidiano.

La Gigabyte A520 Aorus Elite es una placa A520 de gama alta, lo que podría parecer un contrasentido, y se podría asumir que se trata de una placa de gama media y no de una ganga de 90 dólares. La placa tiene incluso dos conectores RGB y otros dos ARGB. Lo único que le falta es Wi-Fi, pero ¿realmente esperas tener Wi-Fi a este precio?

Por otra parte, no dispone de un VRM que permita utilizar un Ryzen 9 3950X a plena potencia durante largos periodos de tiempo, pero sí lo hará con una CPU adecuada. Algo como un Ryzen 3 3300X se adaptaría perfectamente. En nuestro caso, el Ryzen 7 3700X de ocho núcleos y 65 W funcionó sin problemas. Los disipadores hacen un trabajo decente, sin tener problemas para mantener las cosas frescas cuando se les presenta una carga sostenida de todos los núcleos. Un valor máximo registrado de 73°C en el VRM puede considerarse perfectamente aceptable.

Hay una única ranura M.2 y cuatro puertos SATA. Lo normal, pero suficiente para la mayoría de los usuarios. ¿Y el soporte de memoria? A diferencia de las ridículas limitaciones de memoria presentes en las placas base Intel B460, la Gigabyte A520 admite hasta 128 GB de memoria DDR4-4733. En realidad, nadie va a utilizar una configuración de este tipo, pero al menos tienes la posibilidad de elegir.

Gigabyte tiene el mérito de haber incluido el audio con el códec ALC1200. Normalmente se reserva para las placas base más caras. No cuenta con los circuitos de alta calidad que se encuentran en las placas de gama alta, pero para una placa básica, tener la posibilidad de elegir entre auriculares, S/PDIF o audio HDMI es mejor que las implementaciones que se encuentran en las antiguas placas equipadas con ALC882 o 892. No hay que olvidar que se trata de una placa que sólo cuesta 90 dólares.

El rendimiento es más o menos el esperado. El código de la BIOS está realmente muy depurado, ya que las CPUs Ryzen 3 llevan bastante tiempo en el mercado. Además, la diferencia de rendimiento entre las placas es mínima. La Gigabyte quedó ligeramente por detrás bajo cargas de hilos ligeras, pero se situó al frente en las pruebas de juego. En general, no hay nada de qué quejarse con respecto al rendimiento de la Aorus Elite.

Si tienes un presupuesto ajustado, vale la pena considerar la Gigabyte A520 Aorus Elite. Deja a las placas económicas B460 de Intel en una situación de debilidad en comparación, y además tienes la ventaja de la compatibilidad con la última generación de procesadores Ryzen. ¿Es para todo el mundo? No, pero la Gigabyte A520 Aorus Elite, a diferencia de casi todas las placas A320 anteriores, no es en absoluto una placa barata y desagradable.

 

En calidad de Afiliado de Amazon, obtenemos ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.

BuyBitcoinswithCreditCard
Tagged:
About the Author

Ingeniero Agrónomo egresado de la Universidad Central de Venezuela.
Actualmente es Manager de Contenidos en Ecotips y Asistente Comercial en un Laboratorio Ambiental de Lima. También es escritor colaborador en Tecnobits. Así mismo, trabajó para el Ministerio del Ambiente y en la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.