8 razones por las que Xbox One S es mejor que la original

BuyBitcoinswithCreditCard

La Xbox One S es la versión de la consola que Microsoft debería haber lanzado por primera vez en 2013 en lugar de la bestia torpe que nos dieron ese año. Es mejor en un número de maneras, lo que la hace aún más una alternativa digna de la PlayStation 4. Esta unidad, que ya está a la venta, es un 40% más pequeña que el modelo actual y e incluye de serie un disco duro de 2TB de capacidad. Ofrece soporte para vídeo 4K e imagen HDR -de alto rango dinámico y a través del estándar HDR10-, tanto para videojuegos como películas y vídeos en Blu-ray y alta definición, ya que incorporará un nuevo lector óptico UHD y capacidad para reproducir películas de alta resolución en streaming. Es compatible con Kinect, aunque necesitaras de un adaptador.

Estas son las 8 razones por las que Xbox One S es mucho mejor que la original:

1. Diseño más pequeño, más limpio.

Para empezar, es 40 por ciento más pequeña que la Xbox One y, teniendo en cuenta que su fuente de alimentación es ahora interna, eso es impresionante. También viene completamente de color blanco, con algunas molduras de plástico lisos que flanquean la totalidad de la caja.

2. Video a 4K y HDR.

La Xbox One S recibe una actualización bastante importante en sus capacidades de vídeo, con resolución 4K (3,840 x 2,160, o cuatro veces más que los televisores estándar de alta definición 1080p) y HDR (alto rango dinámico, que básicamente ha mejorado el contraste y el color). Sin embargo estas características sólo funcionan en televisores compatibles y la funcionalidad 4K sólo funciona con una pequeña pero creciente lista de contenidos de video compatibles. 4K se puede acceder actualmente a través de servicios de streaming de video como Amazon y Netflix (siempre y cuando tengas el ancho de banda suficiente y pagues por la tarifa premium) y con esos nuevos discos Blu-ray 4K UltraHD. Ciertos juegos, por su parte, con el tiempo podrán tomar ventaja de las mejoras visuales de HDR, pero no esperes gráficos 4K como los que obtienes en una PC — los juegos simplemente han sido mejorados a 4K.

1366_2000

3. Xbox One S hace uso de una GPU más rápida que el modelo original.

La nueva Xbox One S incluye una unidad de procesado gráfico -GPU, en sus siglas en inglés- más rápida que la existente en la Xbox One original. Esta mejora interna a nivel de hardware, conseguiría que ciertos juegos funcionasen mejor y ofreciesen un rendimiento más depurado. Xbox One S hace uso de una versión sin restricción de la GPU original del primer modelo de la consola, pasando de 853MHz a 914MHz, algo que en cómputos globales mejora el rendimiento y la potencia de cálculo de la máquina, pasando de 1.31 teraflops a 1.4 teraflops. Además, el ancho de banda de la ESRAM, aumenta de 204GB/s a 219GB/s.

4. Nuevo diseño del control y Bluetooth integrado.

El control de la consola Xbox One ha sido actualizado para la S también. Cuenta con una sección superior más ágil, mejor rango y agarraderas con textura. También puedes utilizar Bluetooth para conectar otros dispositivos o a la PC (adiós a los molestos dongles, al menos en computadoras compatibles con Bluetooth).

Binance

5. IR Blaster/receptor.

Todavía presente aquí está el puerto de infrarrojos para el control de la consola con un mando a distancia, pero la Xbox One S también cuenta con un emisor de infrarrojos integrado para controlar o encender otros dispositivos en la habitación.

6. HDMI 2.0.

Los contenidos 4K se benefician del nuevo puerto HDMI 2.0a que da el ancho de banda necesario para ofrecer esa capacidad, y el SoC integrado tambien ha mejorado en este ámbito.

7. La unidad Bluray ahora es compatible con discos 4K.

La Xbox One S incorpora un nuevo lector óptico UHD y capacidad para reproducir películas de alta resolución en streaming. Con un precio base de 300$ la Xbox One S es ademas el reproductor de Blu-ray 4k más barato del mercado, por lo que es un arma poderosa en la batalla del formato de discos contra la transmisión de vídeo 4K.

8. Proceso de fabricación de 16nm.  

El SoC de la nueva Xbox One S esta basado en el proceso de fabricación de 16nm FinFET frente a los 22nm del procesador de la Xbox One original, lo que se traduce en un menor consumo energético, reducción de las temperaturas y una vida útil mas duradera. Es el adiós definitivo a los anillos de la muerte?

Conclusiones

La Xbox One S es una consola de juegos que luce muy bien; es 40 por ciento más pequeña que la original y se deshace del gigantesco bloque de alimentación externa. Puede mostrar video 4K desde servicios de streaming y Blu-rays UltraHD Ofrece soporte para HDR en videos y juegos. El control actualizado funciona también en otros dispositivos Bluetooth. Si estás buscando entrar en el juego de las Xbox y no te da la gana esperar un año o más para el Project Scorpio, una Xbox One S puede ser la compra correcta para ti, siempre y cuando tengas o planees tener un televisor 4K.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtenemos ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.

BuyBitcoinswithCreditCard
Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.